Interesantes ventajas de vivir en la periferia de una ciudad pequeña

Vivir en la periferia de una ciudad pequeña como Plasencia tiene sus ventajas. Si bien el centro urbano es la opción preferida de muchas familias, hay otras que huyen del casco histórico por los beneficios que tiene alejarse un poco del bullicio del centro.

Aunque vivir en una zona intramuros o céntrica tiene sus ventajas, también tiene inconvenientes y a muchas personas no les compensa, por lo que optan por alejarse del centro.

Una ciudad pequeña como es la nuestra, donde no hay grandes distancias y la periferia no supone más de 10 ó 15 minutos en coche en el peor de los casos, es ideal para vivir en donde a uno le de la gana sin que eso supongo inconveniente alguno.

La periferia son los barrios que están fuera del casco histórico y por tanto no tiene por qué estar a unos cuantos kilómetros ni a decenas de minutos en transporte ya sea público o privado como ocurre en grandes urbes. Hablamos en el caso de Plasencia de barrios como San Miguel, Miralvalle, La Data, Los Monges, Valcorchero, Ciudad Jardín...que están a pocos minutos incluso a pie de la Plaza Mayor.

¿Cuáles son las principales ventajas de vivir en estos barrios?

La oferta de pisos de nueva o reciente construcción en Plasencia es mayor en el caso de los barrios más alejados, puesto que el centro histórico no dispone de espacio suficiente para tanta obra nueva. Por tanto, aquí tenemos la primera ventaja: MAYOR OFERTA.

Podéis comprobarlo aquí la gran cantidad de pisos tanto en venta que Inmobiliaria Caballero dispone actualmente o la enorme oferta de inmuebles en alquiler en todas las zonas de Plasencia.

Siguiendo con las ventajas, la segunda es la TRANQUILIDAD. A diario, el centro de la ciudad tiene mucho movimiento de gente que va a trabajar a sus oficinas, a tiendas, locales, bares y si vives en una calle peatonal y en una planta alta quizá no lo notes tanto como aquel que vive en un primero con acceso de coches en una calle céntrica llena de oficinas o tiendas. Y ni que decir ya del ocio nocturno, no solo el producido por el jaleo a la entrada y salida de los pubs y bares del centro sino también a los eventos que se celebran en el entorno monumental durante la época estival, cuando el calor nos obliga a dormir con las ventanas abiertas.

Normalmente, otra gran diferencia suele ser EL PRECIO. Está claro que depende de las características de la vivienda pero por regla general, un piso de la misma calidad y con parecidas condiciones en el centro suele ser más caro que uno en extrarradio. El terreno en el casco histórico es mucho más limitado y por tanto de un precio superior y de ahí a que eso repercuta en lo que un comprador o arrendatario paga por su piso.

Pero además, hay otro motivo por el que muchas familias optan por salir del centro: LA COMODIDAD. Y cuando hablamos de comodidad nos estamos refiriendo a, por ejemplo, las zonas de aparcamiento, que son menos limitadas que en el centro, aunque en barrios muy poblados también es difícil encontrar un hueco.

Los que vivan en la periferia sabrán bien cuáles son las ventajas y nos gustaría que nos las contáseis para animar a los indecisos que aún no han encontrado su piso ideal a decantarse por una u otra opción después de ver los principales factores a la hora de elegir vivienda. 

Dejar un Comentario

Su correo electrónico no será publicado.