¿Reformo mi piso en venta? Principales cambios para aumentar su valor

¿Reformo mi piso en venta? Principales cambios para aumentar su valor

Si estás pensando en vender tu casa, tienes varias opciones: reformarla para incrementar su valor o dejarla tal y cómo está para que la reforme el propietario y venderla por un precio más bajo.

La cuestión es ¿merece la pena meterse en obras para sacar beneficio económico a la hora de la venta?

Entre las claves más importantes para vender tu piso antes está precisamente hacer una obra para que los futuros propietarios puedan entrar a vivir inmediatamente.

Y es que, algunas personas que buscan un piso, lo necesitan rápido y no pueden esperar a hacer una reforma con el tiempo que ello puede suponer. Ya te hablamos en este post de las razones por las que merece la pena, y ahora recordamos las ventajas de reformar y cuáles son esas necesidades que los potenciales clientes van a valorar.

Lo primero que debes saber es que no solamente por reformar tu casa va a costar el doble. De todos modos, con cada actuación sí que vas a incrementar su valor.

Reformar la casa, ¿un valor seguro?

El mercado inmobiliario no es una ciencia exacta. Por tanto, antes de lanzarte a rehabilitar tu piso, debes tener en cuenta dos cuestiones fundamentales: si tienes el dinero preciso para rehabilitar la vivienda y si esta aportará valor realmente a su precio de venta.

La primera parte es básica.

Si en este momento no dispones del dinero necesario para realizar una vivienda, tendrás que pedir un préstamos que, en el mejor de los casos supondrá entre un 5% o un 8% de interés.

Esto supondrá un coste adicional sobre el beneficio que puedas obtener. Luego debes calcular, aunque depende de la empresa de reformas y de la ciudad en la que se encuentre, así como de la oferta que haya, que el coste de la obra se mueve entre los 300 y los 800 euros por m2.

Si tu casa tiene 100 m2, tendrás que presupuestar entre 30.000 y 80.000 euros. (Si finalmente tuvieras que pedir un préstamo supongamos que al 6,5% TAE, pagarías además entre 1950 y 5200 euros, que tendrías que recuperar al vender la casa).

*Son datos estimados, que pueden variar mucho, pero es por ponerte un ejemplo.

Lo segundo que debes tener en cuenta es qué tienes que remodelar.

Pues bien, debes conocer que en lo primero que se fija un posible comprador es en la ubicación de la vivienda. Después, prefieren que sea un espacio luminoso, que la cocina esté en buenas condiciones (si está reformada, mejor), que cuente con el certificado de eficiencia energética e incluso que posea nuevas tecnologías y domótica.

Instalaciones como pistas de pádel, piscina u otras zonas comunes también son importantes al igual que unos baños grandes y reformados. Por tanto, si estás dudando en qué reformar esta lista te será de gran utilidad.

‘Un lavado de cara’, la mejor opción

La mejor alternativa a una reforma integral es el popular ‘lavado de cara.

Esto es pintar y adecentar un poco la casa, incluso modificando la decoración para que resulte más atractiva y moderna y causar así una mejor impresión.

Aquí entra en juego la psicología: la compra de una casa tiene mucho de emocional y, a menudo, la primera impresión es la que cuenta. Asimismo, el coste de esta obra para un piso de 100 m2 supondrá más o menos 3000 euros.

¿Aportará una reforma más valor a la casa?

Como ya hemos apuntado, no hay una regla para medir cuánto aumentara su valor un inmueble reformado listo para vender. Un truco es analizar los precios de otros pisos por tu zona para saber lo que valen las casas que están reformadas y las que no lo están.

De esta manera, te harás una idea aproximada de cuánto puedes pedir por tu inmueble. Tampoco está de más que el presupuesto de la obra del piso se ciña al 50% de la diferencia.

De esta manera, si el piso es muy antiguo, seguramente el precio de la reforma sea muy elevado y no merezca la pena.

Ahora bien, debes tener muy claros sus puntos fuertes. Por ejemplo, una buena terraza es un punto a favor de tu casa y los compradores suelen manejar un presupuesto alto.

Debes poner el foco en los puntos diáfanos y amplios donde entre mucha luz. Este hecho puede incrementar el precio de tu vivienda en un 25% y más del doble si finalmente te decantas por el alquiler.

De todos modos, debes tener en cuenta la ubicación: no es lo mismo tener un piso antiguo en un barrio de moda del centro que otro similar en las afueras.

¿Cuáles son las reformas que revalorizan tu casa?

Las obras que hagas, dependerán del estado de la vivienda y de tu presupuesto. Pero algunas reformas son muchas veces imprescindibles si quieres dar una buena primera impresión:

Arreglar las averías

Si tienes que dar explicaciones durante la visita de los posibles compradores, perderás puntos y además les das una excusa para negociar el precio a la baja.

Inconscientemente, estás mandando un mensaje de que la casa no está lista para entrar a vivir.

Por eso, lo primero es solucionar esas averías, que pueden ser en las tuberías, rotura de alguna bajante, de la calefacción o del aire acondicionado.

Una mano de pintura

Siempre aporta valor, sobre todo si escoges colores vivos o en tendencia.

Aunque si no lo tienes claro, la mejor opción y más segura son colores neutros, que gustan a la mayoría. Y, si tienes gotelé, que ya no se lleva nada, o papel en alguna habitación, retíralo y deja las paredes lisas para que sus nuevos propietarios elijan a su gusto los colores de cada estancia.

Cambiar la distribución y los suelos

Ampliar los espacios y escapar de las habitaciones sombrías son siempre una buena opción para aportar amplitud y luz a la casa, lo cual revalorizará su valor porque entra por los ojos.

Puedes incluso lijar los suelos para que brillen. Y colocar parqué o tarima siempre aporta más elegancia y calidez a un piso, que un suelo de baldosa, sobre todo en zonas más frías.

El cambio de suelo a tarima, ya de por sí solo, da un aire mucho más sofisticado al piso.

Espacios de almacenaje

Un espacio de almacenaje siempre viene bien.

Este desahogo está fenomenal en las habitaciones con armarios empotrados, tanto en la cocina para guardar utensilios de limpieza y algunos alimentos.

Y si tienes espacio para un armario en la entrada o en el pasillo, eso también se valora a la hora de comprar un piso.

Eficiencia energética y ventanas

Debes tener el Certificado de Eficiencia Energética obligatoriamente.

Esto no es un capricho, sino que su eficacia se nota en la factura de la luz. Para aprovechar del todo la energía lo mejor es que cambies las ventanas para proteger la casa tanto del frío como del calor.

Además, también mejorarás la estética del piso. Igualmente, puedes cambiar la caldera por una de condensación.

Renovar la cocina

Es cierto que es de las obras más costosas, pero si te decides, el comprador pensará que se ahorra unos 10.000 euros.

Lo más importante es renovar, por este orden, suelo, azulejos y electrodomésticos (aunque estos no hace falta que los incluyas). Y una cocina nueva da un aspecto al piso mucho más tentador que ver esos muebles del año la pera, con azulejos ultra antiguos.

Así es que, no te olvides de esta estancia de la casa. Es muy importante para cualquier comprador.

Una reforma en los baños

Es la otra reforma más costosa, pero puedes darle una vuelta de tuerca: cambia la cortina, la tapa del WC, los grifos o cambia la bañera por una ducha si no quieres invertir mucho o no tienes más presupuesto.

Pero, sin duda, los baños son también una estancia en la que se fija mucho una persona que va a comprar un piso. Y por poco dinero, podrías dar un toque interesante que al menos no echará para atrás ante una decisión de tal calibre.

Un aire más moderno e innovador con domótica

Si incluyes personas eléctricas, termostatos inteligentes o dispositivos por wifi que suprimen los cables, tu casa se venderá antes y a mayor precio.

No es algo que todo el mundo busque, pero un tipo de público más sofisticado y joven, podría valorar mucho esto.

Para finalizar, siempre tienes la opción de una reforma integral, pero ten cuidado y no inviertas más del 50% de lo que esperas conseguir cuando realices esas mejores con respecto al precio de la venta inicial.

¿Crees que merece la pena esa reforma? Nos encantará leerte en los comentarios y saber tu opinión.