¿Merece la pena contar con una inmobiliaria para vender mi piso? 3 ventajas de recurrir a profesionales

¿Merece la pena contar con una inmobiliaria para vender mi piso? 3 ventajas de recurrir a profesionales

Ponte en situación.

Tienes un piso en propiedad y necesitas venderlo. Bien porque te mudas a otra ciudad, porque necesitas ingresos o porque te has comprado por fin la casa de tus sueños.

El motivo es lo de menos, el caso es que quieres vender.

Pero claro, te gustaría encontrar un propietario lo antes posible, sobre todo si las razones son económicas, y además pretendes ahorrar lo máximo y evitar gastos que pueden ser innecesarios.

Uno de esos “gastos”, y ahora explicamos porqué lo ponemos entre comillas, es recurrir a una inmobiliaria para que te ayude con la búsqueda del comprador.

Con lo fácil que es hoy en día publicar en internet cualquier anuncio, la cantidad de portales que hay gratuitos y las redes sociales, puedes pensar que acudir a agentes inmobiliarios no es para nada necesario.

Entonces, pruebas. Y empiezas a publicar fotos en tu Facebook o tu Instagram, pero nada. Ni un solo interesado.

Lo único que consigues es que algún amigo le de Me Gusta y poco más.

¿Crees que tus amigos están interesados en comprar tu vivienda? Lo más probable es que no. Además, podrían enterarse por ti en lugar de visitando tus redes.

Y otra cosa que debes tener en cuenta muy importante es que promocionar algo en un perfil personal es ILEGAL. Está prohibido, y Facebook te puede quitar tu perfil para siempre.

En otro post te contamos los riesgos de poner en alquiler un inmueble por tu cuenta, y en este artículo vamos a hablar de las ventajas de contar con profesionales para vender tu piso.

 

Promoción segura y gratuita

Las agencias inmobiliarias tienen sus propias páginas en las redes sociales. Ellas sí pueden publicar, porque son páginas, no perfiles y, además, si se preocupan por sus clientes, lo normal es que las tengas actualizadas. Es decir, que publiquen con frecuencia.

Aunque encontrarás algunas que estén medio “abandonadas”, muchas otras promocionan con frecuencia sus inmuebles.

En Inmobiliaria Caballero lo hacemos todas las semanas en nuestro Facebook.

No te obsesiones con el número de seguidores o de Me Gusta porque de nada sirve tener a cientos de amigos o a extranjeros que jamás te van a comprar nada. Las páginas que ves con miles de seguidores puede que los hayan comprado o estén invirtiendo en publicidad de pago para aumentar su alcance.

No obstante, si dejas tu piso en manos de una inmobiliaria, usará sus redes para promocionarlo. Eso seguro.

Y si encima tienes buenas fotos, no cometes los típicos errores que frenan la venta de un piso, es muy probable que te ayude.

 

Conocimiento del mercado

¿Sabes cuánto cuesta ahora tu piso? No debes fiarte solo de lo que a ti te costó en su día, si es que lo compraste tú. Ni tampoco de lo grande que sea, o la buena zona en la que esté.

Y mucho menos, desligarte de la parte emocional. Que muchas veces, valoramos algo material en función de lo que para nosotros supone.

Ese cariño que tú tienes a tu casa, no lo ve el potencial comprador.

El caso es que lo más normal es que no tengas mucha idea de los precios actuales ni de la tendencia del sector.

Puedes preguntar alrededor, claro que sí. Pero nunca llegarás a saber lo que saben en una inmobiliaria que se dedica exclusivamente a eso y está en contacto diario con promotores, propietarios y compradores.

En nuestra inmobiliaria de Plasencia los clientes que nos confían sus viviendas vienen con un precio en la cabeza, y en muchas ocasiones, acaban subiéndolo o bajándolo después de nuestras recomendaciones.

 

Te ahorran tiempo

Aunque vivas en la misma ciudad donde está el piso que quieres vender, tendrás que coger y devolver llamadas y también ir a visitarlo con los interesados.

Eso supone tiempo, y es probable que tu trabajo no te permita salir cuando el potencial comprador está disponible.

Y tú aquí puedes pensar. ¿No tendrá que adaptarse el cliente a mi horario si realmente está interesado?

Pues sí y no.

Es decir, está claro que cuando alguien tiene mucho interés hará lo que sea por ir a verlo, y tu disponibilidad no le perjudicará. Pero puede que si te llama un día y tú no estás para enseñarlo, ese día vaya a visitar otros dos pisos y se quede con uno de ellos.

La consecuencia de esto ya la sabes. Has perdido la oportunidad de venta otra vez.

Los agentes inmobiliarios pueden visitar las viviendas cada día, y buscar el mejor horario adaptándose a los potenciales clientes. Y además, serán ellos los que contesten al teléfono sin que tú tengas que hacer nada.

Pero no solo eso.

Es que ellos ofrecerán tu vivienda a los que se acerquen a su oficina a las personas que realmente pueden estar interesadas en función de sus necesidades y características de tu vivienda.

Son solo 3 ventajas principales de contar con una inmobiliaria para vender tu piso, pero hay más. Así es que, ten en cuenta que más que un gasto innecesario, puede ser una inversión muy rentable.