Lo que nadie hace y sí funciona al promocionar un piso en internet

Lo que nadie hace y sí funciona al promocionar un piso en venta en internet

Cuando quieres poner a la venta una propiedad, un piso, una casa unifamiliar o un local, recurres a una inmobiliaria, ¿verdad?

Ya hemos contado cuáles son las ventajas de poner tu piso en manos de una agencia inmobiliaria que debes tener en cuenta. Porque si pretendes ahorrarte la comisión, puede que pases años sin resultados o quizás, tengas suerte si tienes algún conocido interesado.

Entre otras facilidades, las inmobiliarias conocen muy bien el sector, el precio del mercado en la zona, las necesidades de los potenciales compradores… Pero también disponen de más medios de promoción.

Tú no vas a crear una web para ofrecer tu vivienda. Como mucho, lo meterás en portales inmobiliarios o lo publicarás en tus redes sociales.

 

Sobre los anuncios en Redes Sociales

 

Tienes que saber que el alcance orgánico de las publicaciones en una red social, es mínimo. Es decir, las personas que ven tu anuncio sin que pagues por ello, son muy pocas tengas los seguidores que tengas en tu página.

Porque los algoritmos con los que funciona Facebook, por ejemplo, hacen que las impresiones (número de veces que se muestra tu post) sean cada vez menos.

Por ese motivo, es normal ver pocas reacciones, likes o comentarios a tu anuncio.

El alcance siempre es mayor en perfiles personales que en FanPages, pero su política no permite anunciar productos ni servicios en perfiles y si te pillan, podrían echarte de la plataforma para siempre.

La única forma de llegar a las personas que te interesan, a los potenciales clientes de tu propiedad, es haciendo una campaña de pago.

No, no hablamos de promocionar un post poniendo sexo o edad y ubicación.

La típica recomendación que el propio Facebook te hace cuando publicas y que mucha gente usa, malgastando su dinero sin resultados.

Nos referimos a hacer una campaña en condiciones en Facebook Ads y seleccionar la acción que te interesa que hagan los que vean tu anuncio.

Pero para eso necesitas ser un experto en esta herramienta y no es tan sencillo como parece. Y para eso, algunas inmobiliarias cuentan con personas que gestionan sus redes sociales y sus campañas de forma profesional.

Y ahora, vamos con la clave principal a la hora de anunciar tu vivienda en internet.

 

La descripción del anuncio

Si tuvieras ahora que hacer una descripción de tu vivienda, ¿qué pondrías?

Seguramente harías algo como esto:

“Magnífico piso de 2 enormes habitaciones, un baño, gran cocina y salón con vistas espectaculares a la sierra. Tiene garaje y trastero y tiene una excelente ubicación en el centro de la ciudad. Interesante precio. ¡Gran oportunidad! Interesados llamar a: XX”

 Son los típicos anuncios que estamos acostumbrados a ver. Pero, ¿en serio que te llaman la atención y te empujan a solicitar una visita?

Las inmobiliarias españolas lo hemos hecho así siempre.

Porque un error es pensar que, si todos lo hacen así, hay que seguir la norma. Y en realidad, lo que conseguimos es que los lectores que están buscando piso, abran otras páginas y al final no se decanten por ninguna oferta.

Y es que, resulta paradójico, que la descripción de un anuncio de un piso sea más breve o mucho menos atractiva que la de una televisión o una prenda de ropa. Cuando la inversión en una casa probablemente sea la más importante que haga la mayoría en toda su vida.

Está claro que las imágenes son muy importantes.

Pero también la descripción. Porque si vas a comprar algo de 100, 200 ó 300 mil euros, te vas a leer hasta la última coma, vas a visitarlo las veces que haga falta y vas a buscar la mayor información posible.

Entonces, si vas a una inmobiliaria, procura aportar la máxima información posible a los agentes que vayan a redactar tu anuncio, además de buenas fotos. Porque de esa forma les ayudaras a crear una descripción más atractiva que conseguirá un nuevo propietario en menos tiempo.

Como dueño de esa vivienda podrás contar qué te llevó a comprar esa casa, cuáles son las ventajas de vivir en ella, tanto por su interior como por la zona, a qué tipo de persona o familia se la recomendarías…

Y así, podrán hacer una descripción haciendo que el lector se imagine ya viviendo allí, algo mucho más interesante que hablar de sus características, ¿no crees?

Porque el agente con solo visitarla y ver unas fotos, podrá limitarse a poner los datos principales: tamaño, precio, número de habitaciones y baño, y eso ya se pueden filtrar en la búsqueda de una web.

 Las personas buscamos un hogar, un lugar donde pasar el resto de nuestra vida, donde vivir muchas experiencias y donde estar lo más cómodo posible. Entonces, hazles imaginarse allí contando cómo es un día a día en la casa que tú ya pasaste unos años.

Nosotros, en Inmobiliaria Caballero, vamos a empezar pronto a aplicar estos consejos como hacen los portales inmobiliarios de EE.UU, con unos buenos resultados.

¿Qué te parece la idea?