Ideas para decorar la casa en Navidad si tienes niños pequeños

Ideas divertidas y seguras para decorar la casa en Navidad si tienes niños pequeños

Diciembre es una de las épocas más felices para los niños por excelencia.

Papá Noel, los Reyes, el árbol, las luces… pero ¿has pensado cómo puedes decorar tu casa para los más pequeños, sin peligros y que luzca con encanto?

Lo mejor es ir por partes y te damos algunas ideas para que tu casa luzca de lo más divertida en Navidad.

Da la bienvenida a casa

Si decoras tu puerta te alegras la vida nada más llegar a casa. Los americanos bien lo saben y lo hacen a conciencia.

Puedes colgar coronas, tanto en la puerta de entrada como en las interiores. Elige tu estilo, pero si tienes niños lo mejor es que no sean de un material delicado y que tengan colores.

Si usas un elemento decorativo poco frágil, puedes ponerlo a su altura para que puedan tocarlo siempre que entran y se animen.

Hay un montón de materiales, flores y ramas secas, de abeto fresco o artificial, una combinación de ambos…

¡Échale imaginación!

Puedes incluso hacerlo con los más pequeños con materiales como tubos de papel higiénico, cartulina o platos de cartón.

Un vestíbulo que huele a Navidad

El recibidor da la primera impresión al entrar en la casa. Puedes poner flores frescas, un eucalipto, que huele fenomenal, o un abeto de lo más navideño.

Lo que no puede faltar son las velas.

Así crearás una atmósfera cálida y agradable. Puedes elegir color y olor, pues hay infinidad de ellas que aportan un aroma que invade toda la casa y la hace superconfortable.

Eso sí, colócalas a una buena altura para que los niños no corran peligro. Y no te olvides de apagarlas cuando salgas de casa.

El árbol: un imprescindible que no puede faltar

No hay Navidad sin árbol y es el momento que los más pequeños de la casa desean. Mamá, papá, ¿cuándo ponemos el árbol?

Ir a comprarlo puede ser divertido y emocionante para ellos, y si ya lo tenéis de otros años, debes tener en cuenta algunas cuestiones.

  • Luces cálidas, blancas o de colores: dan un aire más sofisticado y a los peques les encanta.
  • Eucalipto en las ramas, que dará un olor genial. Puedes conseguirlo en cualquier mercado. Además, puedes incluir ramas de magnolio, que aportarán un toque diferente.
  • Apuesta por los colores verde, blanco y rojo, que nunca pasan de moda. Tienes que tener cuidado con el cristal, que con las luces queda precioso, pero hay que evitarlo si tienes niños. Lo mejor es elegir adornos de tela blanditos y grandes para no correr riesgos.

Otra opción son los adornos en madera, que vestirá el árbol de una manera muy cálida y natural.

Si sois una familia viajera, podéis coleccionar adornos de diferentes partes del mundo. Así, cada año el árbol será diferente y estará lleno de recuerdos.

De igual modo, podéis divertiros mucho fabricando vuestros propios adornos a base de telas de estampados y colores, juntando botones o luces de mentira y estrellas con los tubos de papel higiénico.

Las navidades así, además de mágicas serán sostenibles.

Ya sabes que los niños quieren participar activamente en la decoración navideña. El elemento clave, como no, es el árbol de Navidad.

Piensa en un árbol que puedan montar y desmontar ellos porque es su juego navideño favorito. Lo mejor es que escojas adornos blanditos, que no se rompan (nada de porcelana) y que sean divertidos ¿qué tal si coronas el árbol con una estrella de papel hecha por ellos mismos?

Se armó el Belén

Aquí para gustos colores, lo que está claro es que a los peques les encanta montar y desmontar el Belén.

Hay un montón de piezas, estilos y tamaños. Del típico portal a los que tienen infinidad de piezas. El mueble del recibidor, la chimenea o un mueble en el salón son buenas opciones para ponerlo.

Lo más divertido es que hagáis uno todos juntos. Puede ser de plastilina, papel o materiales reciclados.

Lo pasaréis genial y los niños no dejarán de mirarlo durante todas las fiestas.

La casa y la habitación de los peques

Todavía no hemos hablado de los espumillones, que pueden ser protagonistas en los pasillos de tu hogar.

También puedes hacerte con un spray de nieve para las ventanas (además así no recargarás mucho).

Si te apetece algo más, una vez que tienes los básicos, el recibidor, el árbol y el Belén, puedes incluir carteles de madera o de cartulina hechos por los niños.

También hay que cuidar la habitación de los pequeños en estos días tan especiales. Recuerda que su habitación es como su cueva, su refugio.

Es hora de sacar los cuentos, juguetes por el sueño… la cuestión es que disfruten mucho de su cuarto en vacaciones. La Navidad es para los niños y no hay que preocuparse si algo se rompe o se ensucia.

Los pomos de las puertas pueden tener colgantes, así como algunos muebles de las habitaciones. Hay un montón de materiales y formas: renos, ángeles, muñecos de nueve…

La espera así se hace más corta

Una forma súper divertida de llegar a la Navidad es contar los días que faltan para la llegada de Papá Noel (si no lo celebráis no pasa nada).

Hazles o cómprales un calendario de adviento con chocolatinas, para que cada día vayan cogiendo la que corresponde y sepan cuánto queda para el día de Navidad.

Hay un montón de opciones en cuanto a materiales y precios.

Sería muy divertido hacerlo casero, pero si no te quieres complicar demasiado, compra uno para cada niño y que sean ellos los que vayan descubriendo las casillas.

Podéis colocarlo junto al árbol o en alguna estancia de la casa donde accedan fácilmente.

Decora tu mesa

Es el último básico. La mesa del comedor, la de la cocina, el escritorio o las auxiliares pueden tener algún adorno floral o algún cartelito que hagan los pequeños.

Si optas por flores dejarán un buen perfume en tu casa además de una gama amplía de colores.

También puedes poner por casa la clásica flor de pascua. Es de interior y apenas necesita cuidados, más que un poco de agua una o dos veces por semana.

También puedes poner cajas de madera, sombrereras, botellas con luces o a modo de florero…

Por último, la mesa del comedor en los días señalados tiene que estar al gusto de los niños.

Puedes poner platos de melanina con motivos navideños como un Papa Noel, nieve o los Reyes Magos, dejar algún juguete, iluminación divertida… incluir también adornos en las ventanas, adornos de madera en la cocina… la cuestión es que paséis unas navidades inolvidables en familia.

Opciones de decoración hay muchísimas y hoy en día, gracias a Pinterest, Instagram y las revistas digitales, podrás coger un montón de ideas para adaptarlas a vuestro hogar.